Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Simon Pagenaud considera que las carreras no han sido las mismas sin espectadores que vitoreen a los pilotos, en el comienzo de la campaña de la IndyCar.

“Es extraño ir a la pista y no ver aficionados”, comentó el piloto francés, quien se ubica segundo, detrás de Scott Dixon, en el campeonato por puntos. “Es como una sesión de prueba, sin el entusiasmo de la multitud. Uno no se siente como un gladiador o una estrella. Todo está muy quieto, no se siente como una carrera”.

Pagenaud no tendrá que preocuparse por ello este fin de semana.

La IndyCar dará la bienvenida al público por primera vez en lo que va de la campaña durante la doble cartelera denominada REV Group Grand Prix, que se disputará este sábado y domingo en el Road America de Eikhart Lake, Wisconsin.

Será apenas la tercera carrera en la temporada, que comenzó con casi tres meses de demora por la pandemia de coronavirus. Las características del Road America lo convierten en una sede ideal para probar cómo funciona el admitir espectadores.

El autódromo se ubica en una superficie de 640 acres (259 hectáreas), un terreno inmenso que rodea una pista de una longitud de cuatro millas (6,44 kilómetros). Ello permitiría que los espectadores cumplan con las reglas de distanciamiento social y se dispersen por la vasta propiedad en vez de aglomerarse en un graderío principal.