Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

BAJA CALIFORNIA.- La administración de Jaime Bonilla Valdez está en busca de que la planta Termoeléctrica de Mexicali (TDM) deje de vender energía a Estados Unidos para que los 625 megawatts que produce se queden aquí para hacer frente al déficit energético que aqueja a la entidad en los meses de verano.

Mario Escobedo Carignan, titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo, confirmó que las negociaciones con IEnova y Sempra Energy están en marcha y por buen camino.

“Ellos están exportando 625 megas, la idea es que podamos voltear la empresa y que esos 625 megas se los entreguen a Baja California, hay una gran disposición por parte del grupo para que esto se lleve a cabo”.

El Centro Nacional de Energía (Cenace) fue enterado de las negociaciones e inició los análisis correspondientes ya que se requiere infraestructura de alta extensión para poder recibir la cantidad de energía de TDM.

Dicha planta se instaló en Mexicali en 2003 y utiliza gas natural para su producción; se conecta a través de una línea de trasmisión al sistema eléctrico de Estados Unidos con la capacidad de abastecer de energía a 470 mil hogares.