Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

BAJA CALIFORNIA.- El gobernador Jaime Bonilla Valdez anunció que ordenará una investigación y la inmediata cancelación de contratos de arrendamientos por los cuales el Alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, ha estado recibiendo del Gobierno del Estado actual millonarias sumas, favorecido por la renovación que la anterior administración estatal apresuró pasadas las elecciones de 2019.

Dijo que pedirá a la Secretaria de la Honestidad y la Función Pública (SHFP), Vicenta Espinoza Martínez, que rinda un detallado informe sobre la indagatoria de tales contrataciones de dos inmuebles en Mexicali, uno de ellos ocupado por Isesalud, que en conjunto representan un pago anual de $2.8 mdp, mediante contratos firmados por el propio jefe de la comuna tijuanense, en un evidente “conflicto de intereses”.

Bonilla Valdez fue cuestionado sobre los avances en la revisión de los contratos que tiene el Alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz y un hermano, con la Secretaría de Salud del Estado (que quedaron evidenciados la semana pasada) y si darán vista a la Fiscalía General del Estado por el delito de tráfico de influencia.

Adelantó que pedirá que los contratos sean cancelados, aclarando que la renovación de los mismos se hizo cuando era gobernador electo, es decir, todavía no estaba en funciones… “Los escondió el alcalde –dijo-, se dará parte a la Fiscalía para que se investigue”. También pedirá a la titular de la SHFP que investigue e informe al respecto.