Tags:

BAJA CALIFORNIA.- Entre el 19 de agosto y el 3 de septiembre pasados, un crucero de investigación logró el avistamiento de seis ejemplares de vaquita marina, - en tres grupos de dos individuos cada uno -, nadando en aguas del Alto Golfo de California cerca de la comunidad de San Felipe, Baja California.

Todos las vaquitas observadas estaban sanas, lo que representa una nueva esperanza de supervivencia para esta especie en crítico peligro de extinción.

Aprovechando los pocos días de buen tiempo para salir al mar, los investigadores lograron fotografiar a dos vaquitas el 3 de septiembre.

Es una excelente noticia que la vaquita sobreviva",
Lorenzo Rojas-Bracho, líder del programa mexicano de Investigación

El también presidente del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) destacó que es importante continuar con el trabajo coordinado para el estudio y conservación del mamífero marino en mayor peligro del mundo.

Además de los esfuerzos para eliminar las redes ilegales que utilizan pescadores furtivos para la captura de pez Totoaba, y donde muere ahogada la vaquita.

Recordó que la vejiga natatoria o buche de la Totoaba es muy codiciado en el mercado negro de China por sus supuestas propiedades medicinales.

Eva Hidalgo, bióloga de la organización Sea Shepherd, quien a pesar de trabajar para proteger a la vaquita durante muchos años vio un ejemplar por primera vez durante la expedición, subrayó que esta labor es extremadamente importante para mostrar al mundo que la pequeña marsopa sigue viva y sigue siendo fuerte, por lo que los esfuerzos interinstitucionales deben continuar para salvarla de la extinción.

Por su parte, Diego Ruiz Sabio, director del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar celebró los esfuerzos conjuntos para estudiar y proteger a la vaquita.

Es indispensable que se continúe con esta coordinación y reforcemos nuestros esfuerzos, particularmente para delimitar el polígono donde hay mayor cantidad de ejemplares en esta reducida zona del Alto Golfo de California, en donde se puede explorar la posibilidad de instalar un cerco flotante que mantenga fuera a las embarcaciones”,
Diego Ruiz Sabio, director del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar

La expedición para buscar a la vaquita marina fue coordinada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Secretaría de Marina (Semar), Sea Shepherd Conservation Society y el Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, que contaron con la colaboración de investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

CON INFORMACIÓN DE EXCÉLSIOR