Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Llevar adelante una dieta saludable puede traer muchos beneficios, entre los que se encuentran una mayor cantidad de energía, un cuerpo sano y hasta una vida más larga. Una buena alimentación, además de incluir frutas y vegetales, debe ser baja en colesterol, sodio, azúcar y especialmente en grasas. Aunque muchas personas crean que empezar a comer bien puede resultar un tanto complicado y costoso, en esta nota les contamos algunos trucos para cocinar los alimentos sin grasas de manera muy sencilla:

Utensilios adecuados

Antes que nada, recomendamos adquirir los utensilios adecuados; ya que aunque no lo parezca, contar con las herramientas apropiadas ayudará a preparar alimentos sanos de manera más simple. Lo mejor es que éstos sean antiadherentes para no necesitar tanto aceite en la cocción; algunas opciones son sartenes de acero inoxidable con fondo grueso o de de cerámica, moldes y soportes de silicona para el horno, entre otras. Si bien es cierto que tienen un costo más elevado, si los cuidamos correctamente, nos pueden durar mucho tiempo. Además durante fechas como el Hot Sale, pueden ser adquiridos a un precio mucho menor.

Verduras hervidas

Aunque muchos no lo sepan, una cucharada de aceite contiene 120 calorías y 14 gramos de grasa y a las pocas horas de consumir aceite vegetal de cualquier tipo -maíz, oliva o girasol-, las arterias de nuestro cuerpo se endurecen y su habilidad para dilatarse se ve limitada. Por eso, evitar este alimento es clave para mantener una buena salud. Una excelente opción para prevenirlo, es comer verduras hervidas. Esta comida no requiere absolutamente nada de aceite y se puede condimentar con diferentes hierbas aromáticas o salsas que le otorguen un toque especial.

Comidas a la plancha

Para cocinar comidas a la plancha, lo ideal es utilizar sartenes antiadherentes para reducir al máximo las cantidades de aceite que debemos usar. De hecho, con una buena sartén se puede prescindir directamente de este elemento y sólo esperar a que esté caliente para comenzar a cocinar. En este caso, es importante tener en cuenta que si estamos preparando filetes de carne o pescado muy gruesos, primero deben deben sellarse a fuego caliente y luego bajarlo para que se cocinen por dentro y no se quemen. Asimismo, para que la comida quede más sabrosa y jugosa, se aconseja añadirle sal luego del sellado, para preservar sus jugos.

Vegetales asados

Los vegetales asados son una comida que le gusta a la mayoría de las personas y evita el consumo de aceites y grasas. Con esta forma de cocción, las verduras se van a dorar por sí solas si las dejas en la parrilla y las cocinas a baja temperatura. Una buena idea es humedecer los distintos vegetales con agua o caldo vegetal y espolvorear sobre ellos algunas especias o hierbas aromáticas.

Postres

Los postres no deben ser necesariamente un plato pesado; también es posible preparar algo rico sin grasas saturadas. Las frutas frescas suelen ser la mejor opción, aunque también pueden cocinarse al horno de manera muy simple, como en el caso de las peras y las manzanas; estas frutas también pueden cocinarse hervidas o en compota y crear deliciosos y saludables postres.