FOTO: Especial
FOTO: Especial
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Agentes de la Policía de Investigación catearon un domicilio en donde, de acuerdo con denuncias ciudadanas, el propietario del mismo maltrataba animales.

La casa, ubicada en la colonia Santa María Insurgentes, alcaldía Cuauhtémoc, era utilizada para guardar diversas especies que eran utilizadas para cruza y posteriormente sus crías vendidas en diferentes mercados de la capital.

Los animales, según se indicó, vivían hacinados y su condición física era deplorable.

En el lugar, el personal de la Procuraduría General de Justicia capitalina encontró dos perros, dos escorpiones, ocho tortugas, cuatro camaleones, un sapo, dos lagartos, tres gallinas, un par de cotorros australianos y un hurón.

Las mascotas quedaron bajo la protección de la Brigada de Vigilancia Animal y de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) para su valoración y atención médica.

De acuerdo con la carpeta de investigación integrada por la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (FEDAPUR), desde hace más de 10 años él dueño del lugar, quien asegura ser veterinario, se dedica a la venta de animales a los cuales maltrata.

E incluso se llegó a reportar que cuando un perro moría se lo daba de comer a los otros caninos que tenía en el inmueble.