Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, no descartó que su antecesor perredista Miguel Ángel Mancera Espinosa, actual senador, sea llamado a declarar ante las autoridades correspondientes por el presunto desvío de más de 31 millones de pesos de las arcas capitalinas hacia cuentas personales de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública en la administración presidencial de Felipe Calderón, como lo dio a conocer Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), y ofreció colaborar con las indagatorias.

Nieto Castillo informó el pasado viernes en Palacio Nacional que sobre García Luna pesan más diversas denuncias ante la Fiscalía General de la República, y la más reciente fue presentada apenas el pasado 24 de diciembre. Precisó que se trata de una investigación que derivó luego de que se detectó que el exsecretario de Seguridad del gobierno de Calderón creó en 2011 una empresa en Panamá denominada Nunvav Inc. La firma adquirió un software de espionaje que era utilizado por la administración federal de aquel año.

El titular de la UIF dijo más: el monto de los recursos eran parte del Sistema de Readaptación Social del gobierno capitalino, uno de los rubros más sensibles en materia seguridad y de justicia.

Nieto Castillo detalló que la empresa panameña costeaba el estilo de vida de Genaro García Luna y de su familia en Miami, Florida, donde adquirió una mansión con el mar muy cerca de él.

“Se descubrieron transferencias de la Tesorería de la Federación (Tesofe) y hay también incluso del Gobierno de la Ciudad de México en la administración anterior”.