Foto: Twitter/@MarcoRascon
Foto: Twitter/@MarcoRascon
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El candidato por el Partido Humanista, Marco Rascón, con el personaje de “Súper Barrio”, retó a un encuentro de lucha libre al abanderado del PRI, Mikel Arriola, con el fin de que la población tenga mayores elementos para decidir a quién dará su voto para Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

En un comunicado, Marco Rascón expuso que el encuentro es para “decidir la alternativa contra una ciudad autoritaria, derechista y contaminada”.

Afirmó que fue inevitable para "Batman", como llamó a Arriola Peñalosa durante el pasado debate, aceptar el reto que lanzó "Súper Barrio" a una lucha libre, de dos a tres caídas y sin límite de tiempo, para dirimir una Ciudad de Libertades contra una ciudad gótica y una ciudad de las tinieblas.

Señaló que Súper Barrio lo espera el sábado 12 de mayo próximo, a las 17:00 horas, en el Monumento a la Revolución, en lo que, insistió, será una contienda para decidir la alternativa contra una ciudad autoritaria, derechista y contaminada.

Rascón Córdova aseguró que su contrincante representa la “Ciudad que derrotamos en 1997”, y que por el bien de las libertades y los derechos democráticos “no puede ni debe regresar”; será, dijo, la “Lucha del Milenio. Ahí estará con sus pingüinos y sus guasones, apoyado por Robin”.

Comentó que estará en juego la reivindicación social de los derechos que pugnó la gran fuerza social y que se tradujo en la democratización de la Ciudad en 1997, la cual Alejandra Barrales y Claudia Sheinbaum “han sido incapaces de enfrentar, ante peligro que representa Batman para la Ciudad de México”.

Mikel Arriola, dijo, "por el contrario, representa una sola forma de ser familia, una forma de ser joven, una sola forma de sexualidad y una sola religión; donde quiere mandar a los adolescentes a las prisiones en vez de a las escuelas y se pretende negar la existencia de la comunidad LGBTTTI; en suma, atenta contra la inteligencia”, aseguró.

Dijo que Súper Barrio esperará al joven Halcón del 71, que odia el derecho a la manifestación y expresión; al representante de la guerra sucia, al que prefiere desaparecer que enjuiciar y al partidario de los que detestan los derechos humanos, la cultura y la diversidad.