Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Robert Downey Jr. se ha consolidado como uno de los mejores actores de Hollywood. Personajes como Sherlock Holmes y Tony Stark, quedarán como un parteaguas en su carrera, la cual, no ha estado alejada de los excesos.

Nació el 4 de abril de 1965, en Nueva York, en Estados Unidos.

Y aunque en algún momento tuvo miedo de perder la vida por el abuso de ciertas sustancias, supo enderezar su camino de manera exitosa y ahora es una gran estrella, además de un esposo y un padre muy dedicado.

Pero la resurrección de Downey Jr. llegó después de una etapa de gran oscuridad.

Para tratar de explicarlo, podríamos decir que era el equivalente de su época a Lindsay Lohan o a Macaulay Culkin, es decir, un artista con un gran talento, pero que en cuanto ponía un pie en la calle, lo único que sabía hacer era meterse en problemas.

Cuando el pequeño Robert tenía apenas ocho años de edad, su padre, Robert Downey, le dio un cigarro de marihuana. El actor comenzó a consumirla con frecuencia, como una manera de establecer un vínculo familiar.

Para la década de los 80, sus actuaciones en cintas como Less Than Zero y The Pick-up Artist le dieron un buen estatus en el Brat Pack, que era un grupo conformado por actores jóvenes y muy populares que dominaban la industria del cine en esa época.

Tras el éxito que le trajo su papel en Chaplin, por el que fue nominado al Oscar como Mejor Actor, Robert entró en una espiral de drogas y problemas con la justicia. En 1996 fue detenido cuando conducía desnudo, drogado y con un arma en la guantera.

Al año siguiente fue condenado a 180 días de cárcel por violar su libertad condicional, una experiencia que le resultó traumática, pues asegura que era víctima de vejaciones y maltrato por parte de otros presos.

Pero dicen que cuando tocas fondo, lo único que te queda hacer es levantar el vuelo, por lo que al igual que Tony Stark, Downey Jr. se enfundó en la armadura de su trabajo y logró salir del abismo de las adicciones. Ante la vida desenfrenada que llevaba, muy pocos pensaban que llegaría a los 50 años, pero hoy celebra 52, y se encuentra en una de sus mejores etapas.