Foto: Archivo.
Foto: Archivo.
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno del ex presidente José López Portillo espió y siguió con detalle, a través de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la actividad política de la actriz Verónica Castro, en el otoño de 1978, cuando ésta compitió para ser candidata suplente para una diputación por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México, y buscó obtener el apoyo de la comunidad homosexual y artística nacional.

En el expediente que hizo la DFS, antecesora del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), se detalla cómo agentes del organismo de inteligencia se infiltraron en reuniones con simpatizantes, así como en conferencias de prensa que la también cantante y conductora realizó en búsqueda de ganar un lugar como diputada suplente del tricolor.

Los documentos localizados en una de las galeras del Archivo General de la Nación (AGN), a los cuales tuvo acceso en exclusiva El Universal, muestran esta etapa poco conocida de la vida de la llamada Reina de las telenovelas mexicanas.

Además de Verónica Castro, se ha documentado que otros famosos que fueron vigilados por la DFS fueron el cantante Alberto Aguilera Juan Gabriel; las actrices María Félix y Silvia Pinal; los actores Mario Moreno Cantinflas, Ignacio López Tarso y Xavier López Chabelo; el conductor de televisión Raúl Velasco; el productor musical Luis de Llano Macedo; el periodista Jacobo Zabludowsky, y el cineasta Luis Buñuel.