Tags:

ESTADOS UNIDOS.- En un giro sorprendente en el caso de Jussie Smollett, los fiscales retiraron el martes todos los cargos contra el actor quien lo calificó como una reivindicación, mientras que el alcalde de Chicago dijo molesto que fue un “encubrimiento” para las acusaciones sobre que Smollett había mentido acerca de haber sido objeto de un ataque racista y homófobo.

Las autoridades afirmaron que todavía creen que Smollett planeó el ataque y dieron pocas explicaciones sobre la decisión de abandonar el caso a unas cinco semanas después de que fueran presentados los cargos. A cambio de que los cargos fueran desestimados, Smollett accedió a hacer servicio comunitario y a entregar a la ciudad los 10.000 dólares de fianza que pagó para salir de prisión.

El alcalde y el jefe de la policía criticaron la decisión y respaldaron la investigación que concluyó que Smollett montó el supuesto ataque. Visiblemente molesto, el alcalde Rahm Emmanuel fustigó a Smollett diciendo que había arrastrado la reputación de la ciudad “por el lodo” para impulsar su carrera. En algún momento preguntó “¿No hay decencia en este hombre?”.

Los abogados de Smollett dijeron que su expediente penal había recibido un “borrón y cuenta nueva” por los 16 cargos relacionados con hacer un reporte falso tras supuestamente haber sido atacado por dos hombres. El actor insistía que había sido “honesto y coherente en cada momento desde el primer día”.