Tags:

ESTADOS UNIDOS.- A punto de cumplir 55 años, el estadounidense Lenny Kravitz es considerado una de las personas más heterogéneas del mundo, ya que además de ser cantante, multiinstrumentista y estrella de rock con cuatro premios Grammy, es actor, fotógrafo, diseñador de interiores y embajador.

Con ajustados pantalones de cuero y una peculiar cabellera, el intérprete cautiva unos días con su voz y talento con la guitarra, bajo, batería y hasta el piano en los escenarios, en tanto que en otros momentos conquista a más de uno en la pantalla grande.

Su vida multifacética lo lleva también a estar en galerías, donde exhibe sus fotografías, o también opta por disfrutar simplemente de su huerto. Leonard Albert Kravitz, icono contemporáneo de la música, nació el 26 de mayo de 1964 en Nueva York. Hijo del productor de televisión Sy Kravitz y la actriz Roxie Rocker, motivo por el cual en su infancia estuvo rodeado de Duke Ellington, Ella Fitzgerald o Miles Davis, quienes visitaban frecuentemente a sus padres.

Desde pequeño se apasionó por la música e integró el coro California Boys y la Ópera Metropolitana. En la década de los 80 se lanzó a la industria como Romeo Blue sin mucho éxito. No se dio por vencido y para 1989, bajo el cobijo de Virgin Records y ya como Lenny Kravitz, publicó su primer disco Let love rule.

Con su segundo álbum, Mama said, alcanzó el segundo lugar en las listas de popularidad con It ain't over till it's over y con la llegada de Are you gonna go way logró la consolidación.

El cantante se mantuvo a la vanguardia y para finales de los 90 se convirtió en el primer afroamericano en ganar un Grammy en la categoría de Rock con el tema Fly away incluido en su disco 5 producido por él.

Fue en 2001 cuando se le vio por primera vez en el cine con Zoolander, aunque se presentó como él mismo. Ocho años después llegaría su primer papel en el Séptimo Arte al interpretar al enfermero “John” en Precious, un drama en el que también actuaron Gabourey Sidibe, Monique, Paula Patton y Mariah Carey.

El 7 de julio de 2007 formó parte del Live earth, un macroconcierto que se celebró durante 24 horas en ciudades de todos los continentes con la participación de 100 artistas, tales como Red Hot Chili Peppers, U2, Muse, Coldplay, Enrique Iglesias, Maná, Duran Duran, Bon Jovi, Korn, Keane y Black Eyed Peas.

El objetivo de dicho encuentro fue promover la conciencia social y la reacción de la gente ante la grave problemática del cambio climático, y obtener beneficios para luchar en contra de ello.

En 2010 ofreció en Nueva Orleans un concierto con fines altruistas, junto con otros artistas como John Legend, Ani DiFranco, Allen Toussaint y la banda de jazz del Preservation Hall, a beneficio de pescadores afectados por el derrame petrolero en el golfo de México, tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon.

Para 2012 volvió a la actuación e interpretó a "Cinna", un diseñador de modas en Los juegos del hambre, personaje que reapareció en Los juegos del hambre: en llamas”.

Inspirado en la comodidad que siente al andar descalzo por su casa, el cantante lanzó su propia línea de zapatos. Asimismo fundó su propia compañía de diseño de interiores: Kravitz Desing.

Luego de tres años sin actividad musical, Kravitz inició en 2015 una gira mundial, para presentar Strut, su décimo álbum de estudio. Fue durante este "tour" que Lenny dejó al descubierto sus genitales durante un concierto en Estocolmo, cuando cantaba American woman que hizo un movimiento brusco y su pantalón de cuero se rompió.

En 2016 compartió escenario con Guns N'Roses, que reunió de nueva cuenta a Axl Rose y Slash para ofrecer conciertos en Estados Unidos.

Su más reciente producción se titula “Raise vibration” y la estrenó en Lollapalooza 2019. Actualmente se encuentra de gira por Europa.