Foto: Proceso
Foto: Proceso
Tags:

CHIAPAS.- En un bloque carretero, indígenas de la comunidad San Andrés Puerto Rico, localizada en el municipio de Huixtán, pusieron a “botear” a su alcalde, Javier Sebastián Jiménez Santiz, junto con su síndico Luis Ton.

Por segundo día consecutivo, el alcalde, retenido desde el viernes 26, fue exhibido con vestimenta de mujer, como una forma de “castigo” o “humillación” por no cumplir con la entrega de recursos para obra pública.

Los habitantes de San Andrés Puerto Rico reclaman a Jiménez Santiz la entrega de tres millones de pesos del Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (Copladem), pero éste alega que no cuenta con más recursos, dado que lo presupuestado, sostiene, se distribuyó de manera equitativa entre todas las comunidades de Huixtán.

Javier Sebastián Jiménez Santiz y Luis Ton fueron llevados por la fuerza a la carretera, donde los pobladores, con garrote en mano, los obligaron a pedir dinero a los automovilistas, en un retén instalado en el kilómetro 208 del tramo San Cristóbal-Ocosingo, a la altura de la comunidad donde permanecen retenidos.

Con mensajes escritos en cartulinas, los habitantes de San Andrés Puerto Rico demandaron al gobierno estatal intervenir e investigar el posible desvío de recursos por parte del alcalde, quien, no obstante, niega actos de corrupción y se dice abierto a cualquier auditoria municipal.