Tags:

CHIHUAHUA.- Un grupo de hombres armados incendió cerca de 22 viviendas y siete vehículos en el poblado de Las Pomas, municipio de Madera, Chihuahua, informó el fiscal de la Zona Occidente del estado, Jesús Manuel Carrasco Chacón.

De acuerdo con testigos, al menos 150 sicarios a bordo de aproximadamente 50 camionetas ingresaron al poblado, que está en disputa por dos cárteles.

Además, se maneja de manera extraoficial que varias personas fueron privadas de su libertad; sin embargo, esto forma parte de las investigaciones iniciales de las autoridades y hasta el momento no hay confirmación o resultado de ello.

Al respecto, la Comisión Estatal de Seguridad, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI), desplegó un operativo conjunto en la localidad.

Los 100 agentes de forma inmediata brindaron apoyo a los habitantes de la región, sin que se reportaran personas lesionadas o sin vida.

Las Pomas es controlada por un grupo criminal que encabeza El Jaguar, miembro del Cártel de Sinaloa, y su grupo antagónico es La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez, cuyos sicarios se especula fueron los que ocasionaron los destrozos.

El pasado 8 de octubre, Las Pomas registró un enfrentamiento entre ambas bandas. En ese momento los vecinos reportaron la presencia de 60 vehículos fuertemente armados que, de igual manera, incendiaron casas y quemaron autos; mismo modus operandi.

Los habitantes relataron a La Razón que los integrantes de La Línea avisan de su regreso a la zona mediante un megáfono; además de que advierten de la privación de la libertad de diferentes personas.

Vivir en la zona, afirman, se ha convertido en “un infierno”, ya que las autoridades no han hecho caso de las peticiones de auxilio que desde hace varios años se emiten por el aumento de la violencia.

A pesar de que el gobierno de Chihuahua implementó un operativo para abatir a los delincuentes que acechan la zona, los enfrentamientos entre las bandas no cesan y se piensa que fue La Línea la que llegó a intentar imponer condiciones en la región, situación que mantiene en un hito a la población, que ve de manera regular cómo opera el crimen sin ninguna restricción.

Según medios en la entidad, las niñas y adolescentes no pueden salir después de las 6 o 7 de la tarde porque varias han sido secuestradas y abusadas sexualmente.