Foto: La Tercera
Foto: La Tercera
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Vengadores: Endgame estuvo repleta de emotivos e icónicos momentos que hicieron las delicias de los fans, como cuando Capitán América levanta el martillo de Thor o el ya legendario chasquido de Iron Man.

Pero hubo uno, que precisamente involucra a Tony Stark y a Doctor Strange, que fue improvisado por Benedict Cumberbatch. La escena en cuestión es una de las muchas de Vengadores: Endgame que hizo referencia a anteriores películas.

En Infinity War, utlizando la Gema del Tiempo Doctor Strange exploró todos los posibles futuros que podían existir en a batalla contra Thanos.

Valiéndose de su enorme poder, el Hechicero Supremo visitó un total de 14.000.605 futuros posibles hasta encontrar uno en el cuál los Vengadores vencían al Titán Loco. En la contienda final de Endgame, Iron Man mira con ojos derrotados a Doctor Strange, pensando que de nuevo está todo perdido.

Pero el Hechicero Supremo le hace un gesto cómplice con la mano, el mismo gesto que hizo en la anterior película para hacerle entender que sólo ganaban en un futuro.

Según el director Scott Derrickson, éste gesto tan icónico fue completamente improvisado por el actor.

Uno de los muchos momentos que, tal y como explicó el guionista Christopher Markus, estaba destinado a generar complicidad y evocar recuerdos en el espectador.

Estas películas no existirían sin los fans. Entonces, hacer una película que frustre a los fans parece una misión suicida
Christopher Markus
La gente habla de 'fan service' como si estuvieses complaciendo a algún nicho. Todos hemos visto los números que hacen estas películas. Los fans son la mayoría en éste momento. Y fan service es simplemente honrar a las películas que vinieron antes. Es unir los hilos, aprovechar los matices que se dejaron caer antes
Christopher Markus

Con información de Europa Press.