Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

COAHUILA.- Con la finalidad de fortalecer en equipamiento a las corporaciones de seguridad en el estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador de Coahuila, solicitó a la Federación una autorización para equipar a sus agentes de seguridad con armamento de uso exclusivo del Ejército Mexicano, específicamente para utilizar calibre 7.62, es decir, AK-47 o similares.

"He solicitado autorización para que nuestras policías puedan operar con un calibre mayor, un calibre 7.62; para poder tener equipo artillado en los nuevos vehículos que vamos a adquirir y que cuatro de ellos se van a quedar aquí en la región", manifestó Riquelme Solís en Villa Unión.

Refirió que el cambio de calibre implicaría tener un mayor potencial en armamento y mayor capacidad de reacción.

Cabe hacer mención de que, de concretarse dicha solicitud, Coahuila sería la única entidad del país que utilizaría este tipo de armamento, aunque para ello debe realizarse una trámite específico y, una vez autorizado por la Secretaría de la Defensa Nacional, se realizaría la adquisición.