Foto: Posta
Foto: Posta
Tags:

COAHUILA.- El monopolio erigido por la empresa Aguas de Saltillo es tal, que en una reciente licitación para la compra de equipo para detección de fugas favoreció a la oferta hecha por una empresa de su mismo consorcio y que además fue la opción más costosa.

En la licitación pública nacional LA-805030974-E21-2019 AGSAL 019/19 para la adquisición de “Suministro, capacitación, accesorios y puesta en marcha de equipo autopropulsado de detección de fuga mediante inyección de gas trazador para la empresa Aguas de Saltillo S.A. de C.V.”, efectuada el pasado 29 de mayo en la ciudad de Saltillo, Coahuila, gobernada por Manolo Jiménez Salinas, hubo dos postores.

Joel Salinas, director general de Soluciones para el Control de Recursos S.A. de C.V declaró a POSTA que su empresa hizo una propuesta que cumplía con los requisitos a un costo de 777 mil 500 pesos, mientras que la empresa ganadora en el concurso fue Tecnología y Servicios de Agua S.A. de C.V., que presentó una opción cuyo precio es de 1 millón 605 mil 747 pesos.

Foto: Posta
Foto: Posta

“Es esa empresa es obviamente de Aguas de Saltillo, que es del Grupo Suez”, explicó el empresario regiomontano, quien afirmando que la empresa operadora del servicio de agua potable en Saltillo, es la misma que vende el equipo a través de unas de sus empresas filiales.

“Aguas de Saltillo (Agsal) es del Grupo Suez. Es un grupo que los socios son franceses y españoles y Suez a su vez, tiene las diferentes distribuidoras a nivel mundial, básicamente trabajan en España, pero también en Sudamérica, y en México tienen aquí algunas actuaciones, como en Cancún y Saltillo; es el mismo grupo, también estaban participando en Veracruz, pero los sacaron”, detalló Joel Salinas.

Cabe aclarar que Aguas de Saltillo es una Empresa mixta, lo que significa que cuenta con inversión pública e inversión privada, es decir, que una parte de ella pertenece a una empresa y otra, al gobierno encabezado por Manolo Jiménez.

Foto: Posta
Foto: Posta

El director general de Soluciones para el Control de Recursos aseguró que la propuesta de su empresa era, además de más económica, una mejor opción en operatividad, por ser menos invasiva más fácil de usar.

“Se trata de un equipo para detectar fugas a través de inyectar un gas y la tecnología de ellos es muy invasiva, tienen que estar perforando cada tres metros. Tienen que agarrar las calles e inyectan el gas a la red que van a revisar, pero cada tres metros hacen una perforación para sacar la muestra de aire de ahí y a ver si en esa en esa mezcla viene el gas que inyectaron, si en esa mezcla viene el gas que inyectaron, ahí es la fuga o cerca de este punto está la fuga.

“En el caso nuestro, se inyecta, se deja 3 ó 4 horas en la red, y luego se pasa con una motocicleta o un vehículo, pasamos por encima después de 4 horas y me va a detectar sin necesidad de estar perforando, sólo cuando me detecte el gas nuestro. Nosotros trabajamos con hidrógeno y ellos trabajan con helio. El helio hay que sacarlo y el hidrógeno sale solo”, detalló el empresario.

Foto: Posta
Foto: Posta

iDROLOC es el sistema de detección de fugas que ganó la licitación y pertenece a la empresa Aqualogy, la cual es filial del Grupo Aguas de Barcelona (Agbar), grupo español, que pertenece a Suez, de procedencia francesa.

En 2001 Agbar llegó a Saltillo para ocuparse del servicio de suministro de agua con el nombre de Agsal, tal como lo hace en la Ciudad de México, a través de la empresa “Industrias de Agua de la Ciudad de México” y en otras partes de América Latina.

En diversos documentos en posesión de POSTA, tanto la dirección de Industrias de Agua de la Ciudad de México, como de Tecnología y Servicios de Agua S.A. de C.V., empresa que ganó la licitación en Saltillo, aparecen con la dirección en Boulevard Xola No. 613, en la colonia Del Valle Centro, del municipio de Benito Juárez en la Ciudad de México.

En las páginas de Aqualogy y Suez se describe la relación que hay entre ambas, “ESTRUCTURA ACCIONARIAL: Sociedad General de Aguas de Barcelona, S.A. está participada al 100% por Suez Environnement España S.L., empresa perteneciente al Grupo Suez”.

Con 30 años en el negocio, Joel Salinas aseguró que conoce perfectamente la manera de operar de esta empresa, que además, tiene el monopolio de la venta y distribución de los medidores de agua desde hace 13 años, que también son de una empresa filial.

Tecnología y Servicios de Agua S.A. de C.V. no sólo ganó la licitación con una propuesta de más del doble de cara, sino que además, agregó el empresario, no cumplió con los requisitos de la licitación, pues presentó la documentación en un sobre abierto.

Foto: Posta
Foto: Posta

“La documentación tenía que ir adentro y en sobre cerrado. Desde ahí es una violación que en automático.

“Esta empresa debió haber sido descalificada. No la descalificaron y a nosotros nos descalifican por no cumplir con cuestiones técnicas, ponen un argumento que no es cierto”, señaló.

Otra cuestión que ha provocado la inconformidad de Joel Salinas, es que desde el primero de marzo de 2018, el alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez dio a conocer a los medios de comunicación, la futura adquisición del equipo de Aqualogy, siendo que hasta hace quince días se convocó a la licitación, más de un año después.

“Cómo es que un año antes están ya estaban asumiendo la adquisición de un equipo que apenas ahora están adquiriendo”.

Para el empresario regio se trata de una farsa y un grave conflicto de intereses que el Ayuntamiento a cargo de Manolo Jiménez quizá desconoce o pasa por alto, al permitir que Suez compre equipo de su propia empresa.

Agregó que su empresa se inconformó ante Aguas de Saltillo y en los siguientes días harán lo mismo ante las autoridades municipales.