Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El Heat estaba abajo por 14 puntos en el primer partido y encontró la manera de ganarlo. Perdía por 17 unidades el segundo, y lo volvió a hacer.

Boston, en cambio, perdió otra gran ventaja en la cancha y la serenidad en los vestuarios.

Goran Dragic anotó 25 puntos, Bam Adebayo terminó con 21 y Miami logró otra gran remontada para superar a los Celtics por 106-101 el jueves, con lo que tomó una ventaja de 2-0 en la final de la Conferencia Este.

“Somos resistentes, eso es todo lo que puedo decirles”, dijo Adebayo.

Duncan Robinson aportó 18 tantos, Jimmy Butler totalizó 14, Jae Crowder 12 y Tyler Herro 11. El Heat estaba abajo por 17 puntos en el segundo periodo y por 13 al medio tiempo.

Miami tenía foja de 0-21 en partidos de postemporada cuando estaba abajo al descanso por esa cantidad de puntos.

Adebayo fue protagonista de la última remontada. Ahora, el Heat tiene una marca de 1-21 en esas situaciones y está a dos victorias de sus primeras finales de la NBA desde el 2014.

“Nos gusta complicarnos”, admitió Butler. “Nos gusta estar abajo por dobles dígitos y ser los que demos la vuelta”.

Kemba Walker terminó con 23 puntos para Boston, que contó con 21 de Jaylen Brown y la misma cantidad de Jayson Tatum. Brown falló un triple desde una esquina para empatar a 15 segundos del final y Butler selló el triunfo con dos tiros libres a 7,4 segundos de terminar.

El tercer partido de la serie se disputará el sábado. El Heat tomó una ventaja 2-0 por 11ra ocasión con el coach Erik Spoelstra. Ha ganado en las 10 ocasiones anteriores.

Los Celtics se enfrascaron en una ruidosa discusión en el camerino después del encuentro. Los gritos alcanzaban a oírse a través de las paredes.

Luego, trataron de restarle importancia a lo ocurrido.

“No fue nada”, dijo Walker.

Tatum reconoció: “Estamos frustrados, pero así son los deportes de conjunto. No se supone que debiéramos estar felices con una desventaja de 2-0. No es nada extraordinario. Simplemente hablamos del partido y está bien”.