Foto: Cronista Nezahualcóyotl
Foto: Cronista Nezahualcóyotl
Tags:

ESTADO DE MÉXICO.- Preocupados, es como viven los vecinos de Nezahualcóyotl durante la temporada de lluvias, debido a lo obsoleto de la red de drenaje, y la falta de recursos municipales para renovarla.

Algunos de ellos, suben muebles y hasta sus autos, en cuanto inician las primeras gotas de lluvia, para evitar perder su patrimonio.

Y es que la red de drenaje no tiene capacidad para desaguar, incluso bota el agua, pues en diversos puntos de la ciudad, el sistema tiene más de 50 años de antigüedad.

Al respecto, el alcalde de Nezahualcóyotl Juan Hugo de la Rosa, acudió esta mañana junto con presidentes municipales de todo el país a tratar de entrevistarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en todo el año, no ha habido recursos para obras de infraestructura municipal.

Buscan una entrevista para proponer un Fondo de Instraestructura Municipal, para que los gobiernos locales puedan acceder a recursos para obra pública y resolver las necesidades más apremiantes.

De la Rosa, respaldado por la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC), la Federación Nacional de Municipios de México (FENAM) y la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM), resaltó que la finalidad es establecer un dialogo con el presidente de la República para exponerle la problemática que viven los municipios ante las limitantes presupuestales, las cuales han puesto al borde del colapso la obra pública municipal.

Resaltó que el movimiento para fortalecer el municipalismo y buscar presupuestos justos, es de todos los alcaldes del país ya que el panorama para el año 2020 es sumamente preocupante, pues además de que no existe compensación alguna por los recortes de 2019 se aplicarán nuevas reducciones sin considerar el impacto negativo que esto tendrá en la calidad de vida de los residentes de, quienes más impuestos aportan a la federación: los municipios.

En tanto, los vecinos siguen subiendo sus muebles a tabiques y tratan de colocar represas para que sus casas no se inunden de aguas negras, pues el drenaje tiene más de 50 años de antigüedad.