Foto: Youtube
Foto: Youtube
Tags:

ESTADO DE MÉXICO.- Adriana, una taxista y madre de 4 hijos, fue diagnosticada con COVID-19 y tras hacer público su diagnóstico, ambos han recibido amenazas.

Según contó la mujer, en la última semana de febrero llevó a una familia asiática, que usaba cubrebocas, del Metro Ciudad Azteca a la Plaza Las Américas. En un principio no se sentía mal y desconociendo que había contraído COVID-19, continuó prestando sus servicios y realizando innumerables viajes dentro del municipio, a Tecámac, al Valle de Teotihuacán, así como a la Ciudad de México, en los que estuvo en contacto con decenas de usuarios.

El 12 de marzo presentó los primeros síntomas y acudió al Hospital de Las Américas, del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), en Ecatepec, donde le diagnosticaron influenza tipo J11, pero la. regresaron a su casa , recetándole paracetamol y naproxeno, pero se sintió peor.

De repente me sentí peor, mis primeros síntomas fueron dolor de cabeza, me dolía el pecho como cuando te duele de tanto toser. Tuve tos, se me quitó, presenté síntomas y luego desaparecieron
Adriana, taxista

Su temperatura se elevaba a más de 40 grados y sufrió diarrea, pensó que era una gripe, pero un día estaba recostada, sintió mucha agitación, se asustó y acudió al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, donde tras pagar $ 1,492 pesos por la prueba del SARS-Cov-2, dio positivo.

Tras su diagnóstico, difundió un video en el que advirtió a sus compañeros taxistas sobre la enfermedad, pero contrario al apoyo, recibió amenazas tanto para ella como para su hijo.