Foto: Voice News
Foto: Voice News
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Luego de tres días sin novedades, la remera Angela Madsen fue encontrada sin vida en la embarcación sobre la que buscaba un cumplir un desafío personal: cruzar el Océano Pacífico en soledad.

La mujer no era una novata en este tipo de travesías, junto a su compañera Helen Taylor, se había convertido en la primera en cruzar a remo el Océano Índico y en 2014 ya había logrado cruzar el Pacífico con un colega.

Para semejante hazaña, la atleta paralímpica llevaba meses preparándose y a diario publicaba en Facebook fotografías de su entrenamiento. Pero para este tipo de hazañas la embarcación es tan importante como la persona y es por eso que desde hacía tiempo que Madsen llevaba equipando RowofLife.

El bote de remos oceánicos de seis metros de largo y 1,8 metros de ancho. Fue construido a medida por James Fabrizao en el Reino Unido para mantener la vida en el mar durante largos cruces oceánicos. Está equipado con toda la electrónica marina actualizada, GPS, teléfono satelital, paneles solares y hasta un desalinizador para que pudiese hidratarse con el agua del mar.

Uno de los dos compartimientos sirve como habitación para que Angela pudiese dormir y la otra como almacenamiento no sólo de comida, sino además de una balsa salvavidas y dos juegos adicionales de remos.