Foto: Energía Solar
Foto: Energía Solar
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Héctor Moreira Rodríguez, señaló que México tiene suficiente gas para los próximos 200 años, pero requiere extraerlo para revertir importaciones que alcanzan 85 por ciento del consumo nacional.

Al participar en el panel Transición energética en México. Inversión en energías renovables y reducción de importación de gas natural, comentó que el problema es que tal importación crece y por ello es prioritaria la producción nacional.

Expuso que las reservas de gas se localizan desde Tabasco hasta Tamaulipas y en la zona de Coahuila, por lo cual habrá que incentivar su producción para reducir a la mitad el volumen de importaciones hacia el 2024.

La CNH, dijo, tiene identificados alrededor de 200 áreas gaseras y las rondas 3.2 y 3.3 estaban muy concentradas en las áreas de gas y se está a la espera de la señal de salida de la Secretaría de Energía (Sener) para arrancar más rondas gaseras.

"Si logramos sacar alrededor de 50 lotes cada año podemos incrementar la producción de gas y no solo llegar a los 2.6 millones (de barriles diarios de petróleo) sino reducir las importaciones de gas a la mitad”, abundó.

Moreira Rodríguez detalló que por eso importar el gas tiene mucho de malo, pues los norteamericanos envían el gas después de las criogénicas y le quitan los elementos y mandan solo el metano.

El no producir nosotros el gas nos quita la posibilidad de petroquímica. Ahí está otra oportunidad. Tenemos que sacar más gas del sureste, más de Tampico-Misantla y desarrollar la industria petroquímica no sólo para generar calor o electricidad, sino para una industria que es la más grande y rentable que hay en el mundo.
Héctor Moreira Rodríguez

En relación con la nueva política pública de rescate del sector energético, el comisionado de la CNH mencionó que esto ha sido uno de los grandes logros del presidente, Andrés Manuel López Obrador, al volver a reconsiderar el sector energético que antes se veía como fuente de ingresos para el estado.

Mencionó que se veía a Petróleos Mexicanos (Pemex) como “la vaca lechera” y no se le dedicaba suficiente dinero a exploración ni a mantenimiento por lo cual ahora pensar en cómo fortalecer a la empresa “y repensar el modelo, es magnífico”.