Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Moody’s Investors Service sostuvo no está en peligro ni en juego el grado de inversión de México, pues el nuevo gobierno se beneficia del legado de fortaleza fiscal de la anterior administración, lo cual le deja una suerte de “colchón crediticio” en el corto plazo.

El analista soberano para México de Moody’s, Jaime Reusche, dijo que este "colchón crediticio" le da tiempo suficiente a la calificadora internacional observar cómo se seguirá comportando el gobierno federal actual en cuanto al manejo de las políticas públicas y macro-fiscal del país.

“Esto limita el efecto negativo de todas las condiciones financieras adversas que hemos visto en los últimos días y nos da tiempo de observar, sin embargo, este colchón es limitado y muy probablemente se acaba el próximo año”, acotó el directivo en audioconferencia desde Nueva York.

Destacó que ante la fortaleza fiscal con la arranca el nuevo gobierno en México, es muy probable que este año no se presente un deterioro marcado de las finanzas públicas, ni de las perspectivas económicas.

Así, agregó, Moody’s está en “modo de observación”, tratando de explicar cuáles son los retos que ve para el nuevo gobierno en los próximos meses, y ver cómo evoluciona “todo este rompecabezas” con las distintas partes que se están moviendo. “Incluso bajo condiciones adversas, por el momento no vemos que peligre el grado de inversión”, afirmó Reusche.