Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Una práctica común que siguen las empresas, personas y organismos, entre otros (los llamados 'patrones'), es el pago a través de terceros. El ejemplo más común de dichos pagos a terceros, son los gastos de viaje (también conocidos como viáticos).

Cuando en calidad de Patrón, se envía al personal en un viaje de negocios, el personal efectúa o incurre en ciertos gastos por determinados servicios (tales como hospedaje, alimentos, renta de vehículos o transportación; y dicho personal recaba la factura electrónica (CFDI) a nombre del patrón, con el objetivo de que dicho gasto sea deducible de impuestos para dicho Patrón.

Generalmente, se recurre a dos prácticas/procedimientos para para los gastos de viaje o viáticos, 1) El personal efectúa los gastos correspondientes y posteriormente el Patrón se los reintegra, ó 2) El patrón primeramente le proporciona dinero al personal (pone los recursos a su disposición) para que dicho personal incurra en los gastos correspondientes.

A partir de la publicación de lo que las autoridades fiscales denominan Resolución Miscelánea Fiscal, el pasado 29 de abril de 2019; el SAT dio a conocer el “nuevo proceso” para que el patrón pueda deducir los gastos de viaje de su personal; y cuando el Patrón pone a disposición del personal los recursos, antes de iniciarse el viaje. El proceso es el siguiente:

1) El patrón le debe entregar al personal, el dinero a través de cheque nominativo o mediante transferencia bancaria.

2) El personal (empleado) tiene la obligación de identificar en una CUENTA INDEPENDIENTE, el importe del dinero que recibió por parte del patrón.

3) El personal obtendrá la factura (CFDI) correspondiente con el RFC del patrón.

4) En caso de que le haya sobrado dinero al empleado, éste deberá reembolsarlo de la misma forma que lo recibió y antes de 60 días.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO