Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La colección de artículos y piezas de relojería de lujo han sido, con los años, una práctica muy común dentro de todas las altas clases sociales o personas de estatus económico elevado. Con ello, miles de personas buscan, por medio de subastas o negociaciones de carácter formal y mediático, obtener activos antiguos cuyo valor se revalorice en el tiempo, obteniendo altos rendimientos en el futuro o conservando una joya histórica en términos de acero, titanio, metal, oro y otros singulares materiales.

Esta práctica ha atraído protagonistas ajenos al mercado, así como los grandes magnates y expertos valuadores, unos que han buscado satisfacer las expectativas de aquellos ofertares y han dejado consigo registros de ventas históricos que se han registrado en la historia. Si ponemos dos ejemplos rápidos, podemos hablar del famoso Rolex Paul Newman Daytona, un reloj de pulsera que se logró vende en más de quince millones de euros durante el año 2017 y rompiendo todos los registros como la venta histórica más grande que se había generado. Tal y como recoge un estudio del casino online Betway, este reloj que estaba puesto de moda en países como Japón, Inglaterra y Estados Unidos y se ha extendido por miles de fans gracias a la película del actor que data de 1969. Ha sido vendido en nada más y nada menos que en diecisiete millones, setecientos cincuenta y dos mil quinientos dólares (17.752.500$), lo que puede significar un monto superior a los 15.000.000 de euros pedidos únicamente por esta singular pieza.

No obstante, el récord duró unos dos años, pues en el año 2019 el Patek Philippe modelo Grandmaster Chime 47mm logró sobreponerse a la anterior pieza histórica a partir del monto de unos veintiocho millones de euros (28.000.000), suponiendo esta la cifra más cuantiosa pagada por una pieza de relojería. Las complicaciones de su creación, sus detalles únicos y sus tallados en oro rosa supusieron una construcción exclusiva de ese único modelo, por lo cual no se extraña la cifra pagada por el mismo.

Finalmente, esta transacción logró consumar un mercado en recuperación de todos sus activos de gran renombre, suponiendo esto un aumento considerable de los valores en alrededor de un 5% en el presente actual. Sin duda alguna, la pasión mundial por los relojes (y por sus detalles singulares) continúa siendo una fuerte moda de mercado durante esta actualidad.