TEL AVIV.- Con un agónico penal convertido por Lionel Messi cerca del final del partido, Argentina logró empatar 2-2 ante Uruguay en la noche del lunes en Tel Aviv, en una vibrante nueva edición del clásico del Río de la Plata que ya parecía estar en manos de “la Celeste”.

Para Argentina también anotó Sergio “Kun” Agüero. Por Uruguay lo hicieron sus dos máximos artilleros: Luis Suárez y Edinson Cavani.

Argentina, que jugó con camiseta azul, dominó el territorio y el balón durante la mayor parte del partido, pero la eficacia de los atacantes “charrúas” hizo una vez más realidad un refrán muy popular entre los futboleros del Río de la Plata: “Ataca Argentina, gol de Uruguay”.

Uruguay también vistió con una camiseta alternativa, de color blanco.

A los 33 minutos, cuando los albicelestes buscaban la apertura del tanteador, un pase largo de Federico Valverde generó uno de los primeros ataques de Uruguay. La pelota fue de Valverde a Brian Lozano, de Lozano a Lucas Torreira, y de Torreira a Suárez, quien habilitó a un Cavani que marcó el primer gol del partido.

La primera mitad terminó 1-0 a favor de “la Celeste”.

Agüero igualó con un cabezazo a los 62 minutos, aprovechando un centro perfecto de Messi, en un tiro libre.