INGLATERRA.- Con 10 hombres, West Ham resistió para conseguir un empate 0-0 el lunes como visitante ante el Aston Villa en la Liga Premier.

Arthur Masuaku fue expulsado a la mitad del complemento. El congoleño recibió su segunda tarjeta amarilla por una falta sobre Ahmed Elmohamady a los 67 minutos, pero los locales desaprovecharon la superioridad numérica.

Jack Grealish se perdió la mejor oportunidad cerca del final, cuando estuvo frente al arco pero realizó un disparo desviado de volea.

El partido fue de ida y vuelta en los últimos minutos, cuando West Ham amenazó en un par de contras.

La mayor oportunidad del Villa llegó en los descuentos de la primera mitad, cuando el arquero Lukasz Fabianski atajó a una mano un tiro de John McGinn.

Hubo además un altercado entre dos jugadores del Villa, Tyrone Mings y Anwar El Ghazi. Durante el primer tiempo, se hicieron reclamos mutuos dentro de su área.

El Ghazi le dio un ligero cabezazo a su compañero, sin que el árbitro lo haya sancionado. El técnico del Villa, Dean Smith, desestimó lo ocurrido.