Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

ALEMANIA.- El ministro alemán de Sanidad Jens Spahn rechazó este lunes el regreso de los espectadores a los estadios de fútbol, calificando esta posibilidad de "mala señal" mientras hay un recrudecimiento de la pandemia de coronavirus.

"Miles de aficionados en los estadios, esto no va con la evolución actual", señaló Spahn en un mensaje en Twitter, tras una reunión con los ministros regionales de la Salud.

En Alemania, un país federal, los Länder (Estados regionales) son responsables de las medidas de prevención contra el nuevo coronavirus.

"Ahora se trata de no tomar riesgos evitables", añadió el ministro conservador. "Sentimos que debemos permanecer vigilantes", añadió.

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) había establecido un retorno parcial de los espectadores en el inicio de la próxima Bundesliga, a mediados de septiembre, con un protocolo sanitario que detalló en julio.

A principios de agosto los 36 clubes profesionales alemanes, de primera y segunda división, habían aceptado este modelo propuesto por la DFL para el regreso de sus hinchas.

Entre las medidas propuestas aparecían la prohibición de localidades de pie, la venta de alcohol en los recintos hasta octubre así como los desplazamientos de aficionados para los partidos en el extranjero hasta fin de año.

"El fútbol profesional no está en lo alto de la lista de prioridades de los ministros de Sanidad", señaló el presidente de la conferencia de ministros regionales de Sanidad, Dilek Kalayci, antes de la reunión de este lunes.

Spahn había señalado que el protocolo para la vuelta de los espectadores era "bueno en teoría" pero que lo "decisivo" serían "las prácticas en lo cotidiano".

La Federación de Médicos Alemanes, el 'Marburger Bund', se mostró también en contra de la reapertura de las gradas. "El peligro de contagio masivo sería real", aseguró su presidenta, Susanne Johna, en el periódico Neue Osnabrücker Zeitung.

Antes del anuncio de este lunes, Alemania ya había decidido que todas las grandes aglomeraciones seguirían prohibidas hasta al menos el 31 de octubre.