Foto: Captura
Foto: Captura
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El modesto club Hienghène Sport, actual campeón de la Champions de Oceanía, buscará seguir con su año de ensueño y dar la primera sorpresa en el Mundial de Clubes cuando enfrente al Al-Sadd de Qatar en el juego inaugural del torneo.

Los de Nueva Caledonia cumplieron un sueño al coronarse monarcas de la Liga de Campeones de la OFC (Confederación de Futbol de Oceanía) al vencer al AS Magenta, equipo de su país, además de superar a los clubes de Nueva Zelanda que partían como favoritos en el certamen.

Dicho trofeo no solo fue el primero para el equipo, sino que también fue el primero para el pequeño país, que solamente habían participado en una Copa del Mundo Sub 17 en 2007.

Ubicados a 380 kilómetros de la capital Numea, Hienghène es una ciudad con poco menos 2 mil 500 habitantes y un equipo fundado hace 22 años, el cual presume dos Ligas, tres copas y una Liga de Campeones en sus vitrinas.

En una nación en la que el futbol no está profesionalizado en su totalidad, los jugadores del Hienghène deben dedicarse a otros trabajos por las mañanas, para poder entrenar en las tardes y jugar los fines de semana.

Acerca de su participación en el Mundial de Clubes, el capitán Bertrand Kai declaró que esperan continuar con su sueño y confiar en vencer al club anfitrión Al-Sadd en el inicio del “Mundialito” este miércoles.

“En primer lugar, estamos muy contentos de estar aquí, para nosotros esto ya supone en sí mismo un gran logro, pero confiamos en superar el partido del Al Sadd y llegar lo más lejos posible en el torneo”, declaró el capitán Bertrand Kai, quien es gerente de un internado.