Foto:Captura de Pantalla
Foto:Captura de Pantalla
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.-En conferencia de prensa, Enrique Bonilla presidente de la Liga MX y Yon de Luisa presidente de la FMF anunciaron las sanciones que se aplicarán en los partidos de liga y de la Selección Mexicana ante el grito de ‘Eh puto’ en los estadios.

Ante las 14 sanciones que hasta ahora ha aplicado la FIFA en contra de la FMF, Yon de Luisa habló sobre el plan que se pretende comenzar a aplicar desde el próximo partido de la Selección Mexicana en Toluca, así como el duelo ante Panamá en el Estadio Azteca. Además, el presidente habló sobre las sanciones a las que se hará acreedora la Federación en caso de reincidir en este tipo de conductas.

Las posibles sanciones estipuladas son una multa de 20 mil francos suizos, jugar con espectadores limitados, multas, deducción de puntos, perdida de partidos, jugar sin espectadores y hasta una remisión a una división inferior
De Luisa
Foto:Redes Sociales
Foto:Redes Sociales

Además, el lugar de México en el Mundial de Catar 2022 podría peligrar en caso de reincidir en actos discriminatorios o racistas durante los encuentros, por lo cual, la Federación Mexicana de Futbol decidió poner en marcha desde la próxima jornada internacional el plan que se explicó en esta conferencia.

Asimismo, Yon de Luisa explicó que en conjunto con la Concacaf ya se empezó a trabajar en eliminar cualquier tipo de acto discriminatorio y racista no solo en México, si no también en los partidos que la Selección llega a disputar en Estados Unidos.

Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX explicó también las medidas que se implementarán en el campeonato local a partir de la jornada 11 hasta la 14 con el objetivo de empezar a crear consciencia en los aficionados que asisten a los partidos.

La iniciativa consiste en que a la primera vez que algún acto discriminatorio o racista se escuche en los estadios, como lo es el grito de ‘eh puto’, el árbitro será quien tome la decisión de parar el partido, si la acción reincide el sonido local será el encargado de anunciar que el próximo partido el equipo local jugará a puerta cerrada el encuentro, mientras que el tercer y último punto de la normativa es que el equipo se hará acreedor a una multa, así lo explicó Bonilla.

A partir de la Jornada 15 ya no habrá campaña por parte del sonido local ni de los medios de comunicación, por lo que el árbitro será el único capaz de tomar la decisión de suspender el partido en caso de escuchar algún grito que vaya en contra del reglamento.