Tags:

BRASIL.-Contra todos los pronósticos, la selección de Perú se instaló en la gran final de la Copa América 2019 y ahora el próximo domingo tratará de romper la tradición de Brasil, que siempre conquista el certamen cuando es anfitrión.

En las cuatro ocasiones previas que el “Scratch” albergó el certamen más añejo a nivel de selecciones, siempre terminó con el trofeo en mano, la primera vez sucedió en 1919 cuando enfrentó en partido de desempate a Uruguay, al que venció 1-0 en tiempos extras, los cuales en aquella oportunidad se jugaron de media hora cada uno, para totalizar 150 minutos de partido.

Después en 1922, Brasil venció en la disputa por el título a Paraguay por 3-1 en otro cotejo de desempate, pues en aquel entonces el certamen se jugaba todos contra todos.

En 1949, se repitió la final entre brasileños y guaraníes, donde los de casa apabullaron 7-0 para decidir al monarca, pues en la Liguilla también empataron en puntos con 12; en dicha época se repartían dos unidades por partido ganado, así que Brasil acabó con 14 y el campeonato en sus brazos.

40 años más tarde, la canarinha se alzaría de nueva cuenta con el campeonato de Sudamérica gracias que fue la selección con más puntos en la fase final que disputó contra Uruguay, Argentina y Paraguay.

El mítico estadio Maracaná vio a Brasil coronarse por vez primera. Ahora en 2019, en la quinta ocasión que el gigante sudamericano recibe la Copa América, los brasileños esperan mantener la costumbre y quedarse con el título, el cual se decidirá en el ahora renovado Maracaná y contra Perú.

Los peruanos querrán terminar dicha costumbre y dar una sorpresa más en la presente Copa América, luego de eliminar en cuartos de final al máximo ganador del certamen, Uruguay, y en semifinales echaron al último campeón en las dos últimas ediciones, Chile.

Brasil aspira a su novena Copa América, pues además de conquistar las cuatro en las que fue local, también se coronó en 1997, 1999, 2004 ésta en Perú, y en 2007. Los incas, por su lado, quieren su tercer título de Copa América, en 1939 ganaron ante su afición y en 1975 se coronaron, aunque en esa edición se disputó en distintas sedes.