Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

PUEBLA.- Olvídense de las matemáticas o de la serie de combinaciones necesarias para calificar, pues todo eso dejará de interesar si hoy Lobos no derrota desde las 16.00 horas a Cruz Azul en el estadio Universitario.

La Manada de momento viaja a bordo de la locomotora hacia la Liguilla como polizonte, pero un paso en falso y el maquinista detendría el convoy, bajando de golpe a Paco Palencia y compañía cuando llega el ocaso del torneo.

A estas alturas de la competencia se hacen cuentas, aunque tampoco las lamentaciones resultan válidas por los puntos perdidos por el camino. Por lo tanto, lloriquear no es una opción en el cubil, donde los licántropos han perdido los últimos nueve puntos y ante rivales hoy en zona de calificación.

Cruz Azul aspira a convertirse en el cuarto equipo capaz de salir con los brazos en alto de territorio lobezno, pues el triunfo le aseguraría el boleto a la fiesta grande.

La Máquina está embalada, luce bien aceitada desde su última derrota hace dos meses (1-2 contra Santos) y tratará de lograr su sexto triunfo en esa seguidilla de ocho duelos sin conocer la derrota. Y lo tratará de hacer con sus mejores hombres dentro de la cancha, luego de las dudas de Igor Lichnovsky, Pablo Aguilar y Rafael Baca, aquejados por sendas molestias en la previa al choque; pero parece se alcanzaron a recuperar y no se darán el lujo de regalarle cualquier ventaja a La Manada.