Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- La crisis económica que generó el coronavirus en el deporte nacional, en particular en el futbol mexicano de la Liga MX, causó pérdidas en el organismo de hasta 170 millones de dólares, por lo que el único remedio que puede alargar o generar más partidos de interés en un torneo, en este caso, el Apertura 2020, es el repechaje, una estrategia que ayudaría a sanar al balompié con más transmisiones de televisión y en caso de que el semáforo preventivo del Covid-19 baje a color naranja, permitirá asistencia a los estadios.

Han transcurrido 12 años desde la última vez que el futbol mexicano tenia en su estructura el formato de “repesca”, como también se conoce, por lo que la inercia con la que llega la competencia desde ese entonces, cambiará drásticamente, pero ayudará a recuperar el valor de la propia Liga MX, que antes de la pandemia mundial, rondaba los mil 37 millones de dólares, esto según cifras del sitio especializado Transfermarkt.

A la espera de que tenga luz verde por parte de las autoridades del balompié azteca, en la Asamblea de Dueños que se llevará a cabo el día de hoy, parte de las modificaciones de competencia es que para la clasificación a la Liguilla, solo los primeros cuatro lugares obtendrán un lugar seguro en dicha fase, por lo que del quinto al doceavo lugar, tendrán que batirse para conseguir un lugar en los cuartos de final del certamen.

Lo anterior impulsará a que se le otorgue una nueva oportunidad de colarse a la “fiesta grande” a los clubes que no terminen entre los primeros ocho de la tabla general; este hecho ha sido calificado como un sistema que no genera competitividad entre clubes, pues 12 de ellos podrán aspirar directamente por el título del futbol mexicano, de 18 plantillas en el torneo; cabe señalar que Enrique Bonilla, titular de la Liga MX, señaló hace unas semanas que se busca incrementar el número de equipos hasta más de 20.