Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El miedo es algo con lo que el ser humano ha tenido que lidiar desde su origen, por lo que a lo largo de los años y en todas las culturas se han desarrollado mitos sobre cómo curarlo.

Entre las tradiciones mexicanas existe la creencia de que consumir un bolillo después un temblor puede combatir el susto y la adrenalina.

Se cree que parte de los sintomas del miedo se manifiesta en el estómago y recomiendan no tenerlo vacío debido a que la actividad de los jugos gástricos comienzan a aumentar, y con ello la acidez estomacal.

Por ello, muchos creyentes suelen comer un bolillo, un pan duro o una tortilla fría para asentar el estómago y quitarnos de esa sensación desagradable, además de distraernos de lo que nos asustó.

Foto: Twitter
Foto: Twitter