Tags:

GUERRERO.- Continúa latente el riesgo de un nuevo enfrentamiento entre habitantes de la localidad de Jicayán de Tovar, perteneciente a esta ciudad, y sus vecinos de El Jicaral, municipio de Coicoyán de Las Flores en Oaxaca, quienes desde hace más de 70 años disputan 49 hectáreas de tierras de cultivo, litigio que desde ese tiempo, por incompetencia, no han podido resolver el Tribunal Unitario Agrario ni las autoridades de los dos estados.

Pobladores de Jicayán de Tovar temen nuevas irrupciones a balazos de los residentes de El Jicaral, quienes el pasado 9 de julio los atacaron y asesinaron a Fermín Bartolo Mendoza, además de que balearon a Florentino Paz Toribio, Reynaldo López Rodríguez y Silvestre López López.

Versiones oficiales refieren que ambos grupos se mantienen armados y vigilantes, guarecidos y blandiendo rifles de alto poder, incluso portando miras telescópicas de cuernos de chivo y R-15, en cerros y sitios agrestes en las inmediaciones de los dos pueblos, en pugna por las tierras limítrofes.

Tras el ataque, los habitantes de Jicayán de Tovar detuvieron a tres de los que irrumpieron en su comunidad, uno de ellos menor de edad, y los mantienen retenidos en la comisaría por el homicidio de Fermín Bartolo Mendoza. En represalia, los de El Jicaral, detuvieron a 15 ciudadanos de las comunidades de San Pedro Cuitlapa y El Coyul, ambas del municipio de Tlacoachistlahuaca.

Autoridades revelaron primeramente que en la comisaría de Jicayán de Tovar se reunieron el alcalde de Tlacoachistlahuaca, Basilio Florentino Díaz, y el presidente de la Procuraduría Agraria, Rigoberto Morán. Trascendió que los pobladores de Jicayán exigen beneficios a la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero, pues en el lugar de los hechos hay muchos terrenos agrestes.

CON INFORMACIÓN DE QUADRATÍN