Tags:

GUERRERO.- La presidenta de la asociación civil Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos, Emma Mora Liberato, denunció que fue revictimizada al ser despedida de su trabajo, donde estuvo por 28 años y cuyo salario le servía para sufragar la búsqueda de su hijo José Alberto, secuestrado y desaparecido hace casi ocho años.

En conferencia de prensa realizada en un salón adjunto a la Iglesia de Costa Azul, Mora Liberato pidió el apoyo y la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ya que con el despido de trabajadores de confianza, ella fue cesada el 31 de mayo, junto con cinco trabajadores más y sin liquidación.

Emma, quien lleva siete años buscando a su hijo que fue secuestrado cuando tenía 12 años e iba a la Escuela de Matemáticas, laboró desde hace 28 años en la delegación de la Secretaría de Economía en Acapulco.

Me están violentando mis derechos para seguir buscando a mi hijo, quitándome mi empleo cuando ellos no lo buscan y yo lo hacía, y ahora me va ser más difícil hacerlo y más complicado quitándome mi empleo, de donde yo le pagaba al abogado para dar continuidad”,

Además, expuso, ha enfrentado el indebido proceso en el caso de su hijo, ya que los presuntos secuestradores ya salieron libres y “por todos lados me han dado y nos hemos visto afectados”.

Mora Liberato dijo que se encuentra en una situación vulnerable pues ahora no cuenta con recursos para seguir la búsqueda de su hijo, luego de haber sido despedida sin liquidación.

“Es una doble injusticia que se me está haciendo el gobierno federal, porque el Estado mexicano no me devuelve a mi hijo y me afecta en el tema laboral, pero es importante que la sociedad sepa que muchos trabajamos para poder continuar con la búsqueda de nuestros familiares”, precisó.

Añadió que con sus salarios, los familiares de los desaparecidos permiten la operatividad de los programas de búsqueda.