Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- Levanten la mano quiénes han sido víctimas de la mercadotecnia, pero no de aquella tradicional que se veía por la televisión o en panorámicos en la calle, sino de la que te hace perder horas de tu tiempo viendo una pantalla mucho más chica, pero más poderosa.

Este poder lo tiene bajo control un grupo de personas conocidos como influencers, que por medio de su celular nos comparten su vida y muchas veces nos hacen desear tener todo lo que ellos difunden en redes sociales: su ropa, viajes, lugares para ir a cenar, lugares para hacer ejercicio, kits de maquillaje y hasta cirugías o masajes que te prometen cambiar tu cuerpo en pocas semanas.

Y no estoy hablando de las Kardashians, sino de gente común que puedes toparte en el súper mercado grabando un story para Instagram, recomendándole a sus seguidores su shampoo favorito.

Ver esta publicacin en Instagram

pink ladies

Una publicacin compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Esta es la manera en que en la actualidad las marcas conquistan a sus compradores, pues a través de una forma más “orgánica” ganan la confianza de las personas que le son fieles a sus influencers más top, y que por ende terminan comprando los productos que usan.

Lo interesante es que esta estrategia de mercadotecnia viene desde tiempo atrás comenzando en los años 20 con negocios que usaban una figura popular para atraer a consumidores. Algunas de estas figuras, que no son para nada parecidas a lo que tenemos hoy en día en redes sociales, eran personajes como Tony de Zucaritas, Aunt Jemima, el Santa Clause de Coca Cola, entre otros dibujos animados que relacionábamos automáticamente con la marca.

Seguido de esta etapa de los influencers de caricatura, continuaron aquellos que tienen más voz y voto: los celebrity influencers. Aquí si entra el distiguido clan de las Kardashians, pero antes estuvieron otros artistas como embajadores de marcas que los buscaban para atraer a masas. Michael Jackson para Pepsi, Cameron Díaz para Coca-Cola, Kate Upton y Paris Hilton para Carl’s Junior, Brad Pitt para Pringles entre otros que se encargaron de promocionar las firmas más grandes.

Ver esta publicacin en Instagram

Back in black in NYC

Una publicacin compartida de Kate Upton (@kateupton) el

Hoy en día los influencers no necesitan grabar comerciales ni tener un reality show para ganar más seguidores; lo primordial es tener un contenido para mantener feliz, entretenido y participativo a su público a todas horas del día.