FOTO: Instagram
FOTO: Instagram
Tags:

TAIWÁN.- Mientras existan los personajes de Internet habrá felicidad en el mundo. Ok, tal vez eso fue un poco exagerado, pero no podemos negar que la mayoría son adorables, sobre todo cuando son gatitos hermosos y auténticos que lo menos que nos provocan son sonrisas.

Meow Meow, es una gatita con hipotiroidismo originaria de Taiwán que como verás siempre parece estar enojado, pero en la vida real es sumamente adorable, según Claire, su humana.

FOTO: Instagram
FOTO: Instagram

En una entrevista para Unilad, contó que la encontró en una tienda de mascotas, cuando apenas tenía unos meses de nacida, la adoptó y se convirtió en su primera mascota.

La conocí en una vieja tienda de mascotas. Su ex propietario la abandonó por alguna razón desconocida. Tenía 10 meses en ese momento, así que mi hermano menor y yo la llevamos a nuestra casa y se convirtió en mi primera gata”.

Por su carita cualquiera podría pensar que es un gato gruñón, pero es todo lo contrario, Claire cuenta que todos los días la masajea con las patitas para despertarla.

"Incluso cuando le tomo una foto y me mira, la encuentro muy amable. Una vez la vestí como princesa una vez, pero mis amigos la vieron y me dijeron que se parecía más a una reina”.

Realmente lo que la hace parecer enojada todo el tiempo es la ‘mancha de Batman’ que tiene en su rostro, y bueno, también ese ceño fruncido nos haría pensar que odia a todo el mundo, pero no.

Su expresión le ha valido comparaciones con Grumpy Cat, sin embargo, cada uno tiene su propia personalidad, así que Meow Meow no tiene por qué ser el reemplazo de otro felino, porque es genial siendo ella misma.

Siempre he pensado que la belleza está en lo auténtica que puede ser una criatura y Meow Meow es un gran ejemplo.