Tags:

REINO UNIDO.- Desde muy pequeño, el dibujo se ha convertido en el talento y la pasión de Joe Whale, un niño de nueve años de Shrewsbury, Reino Unido. Sin embargo, su afición le ha ocasionado varias regañinas por parte de sus profesores por dibujar durante las clases.

Conscientes de su creatividad, los padres de Joe decidieron apuntarlo a clases de arte. Uno de sus maestros publicó uno de sus dibujos en Instagram, que llamó la atención de varios usuarios.

En concreto, un restaurante de Shrewsbury se interesó por los garabatos del niño y le ofreció, con el beneplácito de sus padres y su profesor, decorar las paredes del local.

De este modo, el autodenominado como «The Doodle Boy», acudía al restaurante después de clase para «expresar su arte». Tras un total de 12 horas, el mural quedó completo. El proceso ha sido recogido en Instagram.

El propio Joe ha abierto un perfil y una página web para exponer sus trabajos. «Estaba en la escuela frustrado por las pocas horas de dibujo, así que se dedicaba a garabatear en la pizarra y en la mesa en clase», ha explicado su padre a «Metro». «Aconsejaría a los padres que alienten a sus hijos a seguir siempre su pasión y sueños», ha defendido.

Ahora incluso cuenta con una cuenta de Instagram llamada 'thedoodleboy' en la que suma casi 10 mil seguidores.