Tags:

TOKIO.- Japón recordó hoy el octavo aniversario del devastador terremoto y tsunami de marzo de 2011 en el noreste de Japón, que dejó más de 15 mil muertos y provocó en la central de Fukushima el peor desastre nuclear del mundo desde la crisis de Chernobyl en 1986.

Ocho años después, de 470 mil personas desplazadas por el desastre, unas 52 mil aún no han regresado a sus lugares de origen desde que el terremoto de magnitud 9.0 golpeó la región el 11 de marzo de 2011.

En una ceremonia conmemorativa patrocinada por el Estado en el Teatro Nacional de Tokio, se mantuvo un minuto de silencio a las 14:46 hora local, la misma en que ocurrió el terremoto.

El gobierno tenía previsto disolver en marzo de 2021 la Agencia de Reconstrucción, establecida hace siete años para centralizar los esfuerzos de reconstrucción por el sismo, el tsunami y la contaminación nuclear.

Sin embargo, después de considerar que las personas afectadas todavía necesitan apoyo, las autoridades decidieron que esa labor se mantenga y se haga más efectiva bajo una nueva entidad que planea crear en la Oficina del Gabinete, informó la agencia de noticias Kyodo.

Entre otros problemas, unas mil 300 personas en las prefecturas más afectadas continúan en viviendas temporales, debido a retrasos en la construcción de sus nuevas casas, problemas financieros y otras razones, según una encuesta de Kyodo.

Asimismo, a pesar de la paralización de la planta nuclear de Fukushima, operada por Tokyo Electric Power Company Holdings Inc., la clausura definitiva de la instalación llevará décadas.

De acuerdo con la hoja de ruta de desmantelamiento de la central, la empresa de servicios públicos y el gobierno japonés decidirán el próximo año fiscal, que comienza en abril, en qué orden y cómo extraer combustible de tres de los reactores afectados por el tsunami, que inundó la planta.

Los reactores de la planta nucleoeléctrica sufrieron una fusión de núcleos bajo los niveles extremadamente altos de radiación, pero se espera que la eliminación real del problema comience hasta 2021.

El primer ministro Shinzo Abe prometió seguir con el apoyo al afligido, y dijo que el gobierno "continuará los trabajos de reconstrucción, con el compromiso de proporcionar un soporte ininterrumpido a través de las diversas etapas de la rehabilitación de medios de vida y acelerar el trabajo de reconstrucción".

El príncipe Fumihito, hijo menor del emperador Akihito, también participó en la ceremonia, y dijo "estoy profundamente preocupado por la salud física y mental de las personas afectadas, especialmente los ancianos, que se vuelven más vulnerables año tras año".

En el desastre de 2011, un tsunami de hasta 15 metros envolvió la central nuclear de seis reactores de Fukushima, ubicada en la Costa del Pacífico, lo que causó derrumbes del núcleo y explosiones de hidrógeno en los días siguientes.

"La reconstrucción y el renacimiento de Fukushima es una prioridad máxima en la agenda", dijo Yoshiaki Harada, ministro de preparación para una emergencia nuclear, y señaló que las personas todavía no pueden regresar a las áreas alrededor de la planta de energía, debido a los altos niveles de radiación.

La ciudad de Okuma, que alberga parte de la planta de Fukushima, espera que se levante una orden de evacuación para algunas partes de la ciudad en abril próximo, debido a que actualmente todos los residentes fueron desalojados del lugar.