Tags:

FRANCIA.- Europa vivía un sábado sofocante, en el sexto día de una ola de calor que ha provocado temperaturas récord en el continente, muertos en tres países, grandes incendios y picos de contaminación.

La canícula, inédita para un mes de junio por su amplitud y precocidad -antes de los meses más calurosos en el hemisferio norte de julio y agosto- ha costado la vida a cinco personas (dos en España, dos en Italia y una en Francia).

El intenso calor llegado del Sáhara se desplazaba hacia la mitad norte de Francia, y París se aprestaba a vivir su día más caluroso de la semana "con entre 36 y 38 grados de máximas en el día", según Météo-France.

Récord absoluto desde comienzos de la medición de datos meteorológicos en el siglo XIX, Francia registró el viernes 45.9 grados centígrados en el departamento de Gard, en el sur.

Esta temperatura batió los 44.1 grados de agosto de 2003 en el mismo departamento, en una canícula que costó la vida a 15 mil personas.

Este sábado se redujo la 'alerta roja', activada en los cuatro departamentos del sur de Francia, pasando a 'alerta naranja', que afecta a 80 departamentos, frente a los 75 de la víspera.

A raíz de la canícula se declararon alrededor de unos sesenta incendios, que han arrasado más de 600 hectáreas y una decena de casas y movilizaron a 750 bomberos.

PRÓXIMAS HORAS DECISIVAS

En España, el termómetro comenzaba a acercarse a primeras horas de la tarde a los 36 grados centígrados en Madrid, con temperaturas previstas de hasta 40 grados en la capital y el sur, donde hubo incendios devastadores.

Un fuego que se declaró el viernes por la noche cerca de Almorox (centro) devastó al menos mil 600 hectáreas según los bomberos, alcanzando la región de Madrid y la de Toledo, a 60 km, donde hubo que usar aviones cisterna.

En Cataluña (noreste), el gran incendio que se declaró el viernes por la mañana fue finalmente controlado el sábado, según el gobierno regional que vigila aún el fuego.

"Las condiciones siguen siendo extremas hoy y las próximas horas serán decisivas", añade en un comunicado.

El sábado sería el último día de este sofocante calor.

En Alemania, Berlín registraba 29 grados centígrados a primera hora de la tarde. Los termómetros marcarían hasta 36 grados en algunos puntos del país.

Según los servicios especializados, la media de temperaturas de junio sobrepasó el viernes en 4 grados la del periodo internacional de referencia 1981-2010.

Italia también vivía la ola de calor, aunque con temperaturas menos agobiantes: 35 grados en la Toscana y en el Lacio (oeste), y 34 grados en Piamonte y en Lombardía (norte).

El viernes se registraron hasta 40 grados en el Piamonte italiano, mientras que el jueves el mercurio subió hasta los 38.9 grados en República Checa y 38 grados en Alemania.

CON INFORMACIÓN DE AFP