Tags:

ESTADOS UNIDOS.- A raíz de las protestas contra la injusticia racial que han proliferado en Estados Unidos en días recientes, han aumentado sustancialmente las donaciones a entidades que abogan por esas causas y que ahora debaten cómo administrar esas inesperadas sumas de dinero.

Las protestas se han multiplicado tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que murió el 25 de mayo en Minneapolis luego que un policía estuvo más de siete minutos apretándole el cuello con la rodilla.

Las donaciones provienen de todas partes de Estados Unidos e incluso del mundo, desde celebridades y grandes corporaciones que dan millones hasta individuos que aportan apenas unos dólares.

“Desde individuos como Michael Jordan hasta empresas como Google están aportando sumas mucho mayores a las otorgadas en el pasado”, comentó Melissa Berman, presidenta de Rockefeller Philanthropy Advisors.

“Además, están más dispuestos a decir claramente que el problema es el racismo, en vez de usar eufemismos”, añadió.

Por otra parte, han surgido grandes cuentas GoFundMe que han recaudado millones de dólares gracias a una enorme cantidad de personas que han aportado unos cuantos dólares cada una.

El GoFundMe de la madre de Ahmaud Arbery, un hombre negro que fue asesinado a balazos cuando trotaba por un vecindario blanco, ha recaudado casi 2 millones de dólares provenientes de más de 60.000 donantes.

El de la familia de Breonna Taylor, una mujer que fue abatida por policías en su vivienda ha conseguido 6 millones de dólares de más de 200.000 personas. El de la familia de Floyd ha recibido 14,5 millones de dólares provenientes de más de 500.000 personas de 140 países.

Fondos prometidos desde el 25 de mayo para causas de igualdad racial ahora suman 2.000 millones de dólares. Como punto de comparación, en todo el 2019 esos mismos grupos recibieron 166,4 millones de dólares, según la organización Candid, que contabiliza donaciones a grupos humanitarios.