Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Una caravana de unos 1.700 migrantes centroamericanos acampaba el martes en la ciudad mexicana de Piedras Negras, México, cerca de una sección relativamente abierta en la frontera con Estados Unidos.

Aunque caravanas previas han preferido llegar a la ciudad mexicana de Tijuana, la relativamente abierta sección en la frontera alrededor de Eagle Pass, en Texas, solo está bordeada por el río Bravo _que Estados Unidos denomina Rio Grande_ y carece de las largas secciones de barreras altas encontradas en Tijuana.

Ante la posibilidad de que los migrantes traten de cruzar al país vecino, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) juró el martes que no permitirá la entrada a la "caravana ilegal".

"Aproximadamente 2.000 extranjeros llegaron al norte de México como parte de una 'caravana' que busca ingresar a la frontera con Texas. La entrada ilegal no será tolerada y estaremos listos para evitarla", dijo la secretaria de DHS, Kirstjen M. Nielsen, en un comunicado. Agregó que el "DHS tomará todas las medidas para asegurar la seguridad del lugar y agentes al frente".

Imágenes de la prensa local mostraban a agentes estadounidenses con equipo antimotines y escudos, parados sobre el puente internacional que divide a Eagle Pass de Piedras Negras. El DHS dijo que algunos agentes de la Patrulla Fronteriza ya aprehendieron a algunos migrantes que cruzaron la frontera sin autorización durante la noche.