FOTO: Radio La Primerísima
FOTO: Radio La Primerísima
Tags:

ITALIA.- En víspera de Navidad, el Papa Francisco clamó por la paz para las zonas más calientes del mundo y pidió la liberación de todos los secuestrados, especialmente los sacerdotes y las religiosas que permanecen cautivos en diversas partes del mundo.

Al mediodía de este domingo, el Papa se asomó a la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano y saludó a una multitud congregada en la Plaza de San Pedro.

“En la espera orante del nacimiento del príncipe de la paz, invocamos el don de la paz para todo el mundo, especialmente para las poblaciones que más sufren a causa de los conflictos en curso”.
Papa Francisco

El sumo pontífice agregó “renuevo, en particular, mi llamado para que en ocasión de la santa Navidad las personas secuestradas –sacerdotes, religiosos y religiosas y fieles laicos- sean liberados y puedan volver a sus casas”, agregó.

En su mensaje también dedicó una oración especial por las poblaciones de la isla de Mindanao, en Filipinas, golpeada por una tempestad que ha causado numerosas víctimas y destrucciones.

“Dios misericordioso acoja a las almas de los difuntos y consuele a cuantos sufren por esta calamidad”, expresó el Papa.

Asimismo, exhortó a los creyentes “por favor se los pido: encuentren algún momento para detenerse en silencio y en oración” y también pidió a la población acordarse de él y rezar por él.