Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Veintitrés columnas de luz fueron proyectadas hacia un cielo nublado en El Paso para conmemorar las vidas perdidas durante un ataque armado contra mexicanos en un Walmart hace un año, una ofrenda visible desde ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos.

Los rayos de luz blanca resaltaron la noche del domingo contra el brillo naranja de las luces fronterizas mientras personas encendían linternas de papel y tocaban música en un parque durante una ceremonia que conmemoró el primer año desde el ataque. Hubo un servicio para las familias de las víctimas, pero estuvo cerrado al público.

Los eventos para conmemorar el tiroteo en El Paso, y otro que sucedió horas después en Dayton, Ohio, en donde murieron nueve personas, han sido modificados debido al coronavirus. La pandemia ha aumentado el riesgo para el tipo de reuniones que de otra manera hubieran marcado el sombrío aniversario, pero no evitó que los 700.000 residentes mayoritariamente hispanos de la ciudad mostraran solidaridad.

El lunes, el Walmart en donde ocurrió el tiroteo demoró la apertura hasta mediodía. Los residentes y empleados de la tienda con mascarillas colocaron flores y encendieron velas en una ofrenda. Los presentes guardaron un minuto de silencio a las 10:39 de la mañana, la misma hora en que la policía recibió la primera llamada por el tiroteo, según el periódico El Paso Times.

Después de eso, un grupo, algunos vestidos como danzantes aztecas y otros con mascarillas, caminó cargando 23 cruces desde esa ofrenda hasta el sitio de otra más antigua. Fernando García, cuyo grupo ayudó a organizar la marcha, le dijo al periódico que era una manifestación contra el racismo, la xenofobia y el supremacismo blanco.