ESTADOS UNIDOS.- Un grupo defensor de migrantes demandó el martes al gobierno estadounidense por cerrar un servicio de teléfono directo gratuito que permitía a los migrantes detenidos reportar sus inquietudes acerca de las condiciones de su detención, después de que se presentara en el programa "Orange Is the New Black".

El grupo sin fines de lucro Freedom for Immigrants (Libertad para los Inmigrantes), que ha manejado la línea directa desde 2013 con un servicio gratuito proporcionado por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), entabló la demanda en un tribunal federal en Los Ángeles.

La demanda alega que el gobierno retiró la línea directa en agosto, después de que apareciera en el programa de Netflix, que llamó la atención sobre las críticas del grupo a las condiciones de detención de los inmigrantes.

"No pueden cerrar esta línea directa en represalia por el hecho de que no les gusta lo que Freedom for Immigrants está diciendo", dijo Moez Kaba, socio de la firma Hueston Hennigan, que representa al grupo. "Y no pueden cerrar la línea directa porque quieren impedir que Freedom for Immigrants lo diga".

El Servicio de Inmigración se negó a hacer comentarios sobre la demanda, pero dijo que la línea directa fue eliminada el año pasado de una lista de proveedores de servicios legales pro bono a los que los inmigrantes pueden llamar gratis.

En ese momento, la agencia notificó al grupo que había estado haciendo un mal uso de la línea directa, dijo Bryan Cox, un portavoz del ICE.