Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Las protestas que sacuden el país desde la semana pasada --y la respuesta de la policía a ellas-- amenazan con desbaratar los esfuerzos por contener el brote de coronavirus justo cuando parecía que finalmente lo estaban controlando en Estados Unidos.

Es vital que las personas que se contagian recuerden con quiénes estuvieron en contacto para poder alertar a los demás y también para tratar de determinar quién las contagió. Pero en concentraciones masivas, es casi imposible hacer una lista de la gente con la que se estuvo en contacto.

Ese proceso, por otro lado, depende en buena medida de algo que puede escasear pronto: Confianza en el gobierno.

“Esto que está pasando compromete la confianza que se necesita”, dijo Sandro Galea, decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston. “Si no contamos con eso, me temo que nuestra capacidad de contener el virus se verá limitada”.

Las autoridades del gobierno esperaban seguir reabriendo negocios, iglesias y otras organizaciones después de meses de cuarentenas y otras medidas para prevenir la propagación del virus. Expertos en la salud esperaban también que la reanudación de actividades estuviese acompañada de pruebas masivas, rastreo de contactos y aislamientos para evitar un nuevo brote.

En la última semana, las protestas derivadas de la muerte de George Floyd, un afroamericano fallecido cuando un policía blanco le puso la rodilla en el cuello mientras estaba tendido en el piso para inmovilizarlo, atrajeron miles de personas pegadas unas a otras en más de 20 ciudades.