Tags:

GRECIA- El capitán Andrei Kogankov y la tripulación de su petrolero llevan cerca de cuatro meses sin pisar tierra firme. Con los viajes internacionales casi paralizados por la pandemia, este oficial ruso se vio obligado a extender su contrato. Aún no sabe cuándo podrá volver a casa.

Países de todo el mundo han impuesto cuarentenas, cerrado fronteras y suspendido vuelos internacionales para frenar la propagación del nuevo coronavirus. Las tripulaciones de los mercantes se han convertido en inesperadas víctimas colaterales.

Alrededor de 150.000 marineros están varados en el mar a la espera de ser relevados, según la Cámara Naviera Internacional (ICS, por sus siglas en inglés). Y unos 150.000 más aguardan en tierra poder regresar al trabajo.

“De alguna forma, han sido un ejército de gente olvidada", dijo Guy Platten, secretario general de la ICS. “No es una posición sostenible que se puedan mantener indefinidamente".

Con más del 80% del comercio global por volumen transportado por mar, los más de 2 millones de marinos mercantes del mundo juegan un papel clave.

“Nadie lo ve y nadie piensa en ellos, y aún así son absolutamente esenciales para el transporte de combustible, comida, suministros médicos y otros productos vitales para alimentar el comercio mundial", agregó Platten.