Foto: AP
Foto: AP
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- El gobierno del presidente Donald Trump puso fin el martes a las formas más populares para viajar de Estados Unidos a Cuba, al prohibir el transporte en cruceros y una categoría muy utilizada de viajes educativos, con el fin de suprimir el flujo de dólares hacia el gobierno de la isla.

Los viajes de crucero de Estados Unidos a Cuba comenzaron en mayo de 2016 después del acercamiento del presidente Barack Obama a la isla. Éstos se han convertido en la principal modalidad para los viajes de placer de estadounidenses a la isla, con un total de 142.721 personas en el primer cuatrimestre, un incremento de más de 300% respecto al mismo periodo de 2018. Para las personas confundidas con la maraña de normativas federales para visitar Cuba, los cruceros ofrecían una forma sencilla de hacerlo legalmente.

Eso al parecer se ha terminado.

“A partir de mañana, los cruceros así como barcos de recorridos recreativos y de placer tienen prohibido zarpar de Estados Unidos para efectuar travesías temporales por Cuba”, dijo el Departamento de Comercio en una declaración a The Associated Press.

Las nuevas restricciones son parte de una campaña más amplia del gobierno de Trump para revertir las acciones del gobierno de Barack Obama adoptadas a fin de restaurar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y que suscitaron las críticas enérgicas de parte de los miembros más radicales de la comunidad cubano-estadounidenses y sus aliados en el Congreso.

El Departamento del Tesoro dijo que las sanciones entrarán en vigor el miércoles después de ser publicadas en el Federal Register, el diario oficial del gobierno de Estados Unidos.