Tags:

HONDURAS.- Cerca de 40 mil personas fueron evacuadas en el departamento hondureño de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, por las inundaciones provocadas por los torrenciales aguaceros que dejó Iota.

Las crecidas en los municipios de Brus Laguna y Villeda Morales no han bajado desde la noche del lunes, cuando se reportaron las primeras lluvias que devastaron cientos de áreas de cultivos.

La vicepresidenta departamental de la comunidad misquita, Mirna Wood, explicó a The Associated Press que hay unos 40.000 evacuados que viven cerca de los ríos y el mar pero aún falta mucha gente por desalojar en Brus Laguna y Villeda Morales. Agregó que muchos afectados fueron rescatados por autoridades nicaragüenses y llevados a ese país.

“Hasta este momento no hemos podido acceder a Villeda Morales, que es la frontera entre Honduras y Nicaragua. La última comunicación que tuve con el alcalde César Arrechavala me confirmó que el huracán estaba pegando muy fuerte en ese municipio y no se había evacuado totalmente”, expresó Wood.

Comentó que los vientos levantaron los techos de varias viviendas y que hay al menos 40 casas destruidas en ese departamento, así como un buen número de personas golpeadas y heridas que tuvieron que ser llevadas a centros asistenciales.

“Estamos ante una emergencia increíble, única, nunca antes vivida en La Mosquitia... no hay comida, no hay agua”, agregó Wood. La Mosquitia es una zona selvática hondureña de difícil acceso a la que se llega sólo en avioneta o en botes.

Wood dijo no tener un número específico de albergues pero explicó que se habilitaron varios en los municipios de Puerto Lempira, Ahuas y Wampusirpi. Además confirmó que tres personas que habían sido reportadas como desaparecidas la noche del lunes fueron encontradas este martes con vida.